February 7, 2020

The word Selah appears in the Bible 77 times. It’s also my third child’s name. As far as we know, it’s a musical notation. An instruction to the choir to stop and listen. But it’s more than that. It’s also stop and feel. Really consider. Like in Psalm 3:2-3: “Many say there is no help for my soul in God Selah.” We’re to stop, empathize and realize we have felt this ourselves. And, just as we stop and listen, Selah has perfectly prepared us to rejoice in the next verse, “But you O Lord are my shield, my glory and the lifter up of my head.”

Psalm 3:2-3


“Selah”

La palabra Selah aparece en la Biblia 77 veces. También es el nombre de mi tercer hijo. Hasta donde sabemos, es una notación musical. Una instrucción al coro para detenerse y escuchar. Pero es más que eso. También es parar y sentir. Realmente considerar. Como en el Salmo 3:2-3: “y muchos los que de mí aseguran: ‘Dios no lo salvará’. Selah”. Debemos detenernos, empatizar y darnos cuenta de que hemos sentido esto nosotros mismos. Y, justo cuando nos detenemos y escuchamos, Selah nos ha preparado perfectamente para regocijarnos en el siguiente versículo: “Pero tú, Señor, me rodeas cual escudo; tú eres mi gloria; ¡tú mantienes en alto mi cabeza!”.

Salmo 3: 2-3